Ya labraron 580 actas de infracción por baldíos sucios

Jueves 17 de octubre de 2019 | 07:00hs.
En la zona de Uruguay y Bouchardo, un preocupante baldío. | Foto: Natalia Guerrero
Griselda Acuña

Por Griselda Acuña Editora de Actualidad

La prórroga de la alerta preventiva y epidemiológica por dengue, establecida mediante decreto municipal, rige hasta diciembre en Posadas. El instrumento legal habilita a la Municipalidad a controlar el estado de los terrenos y sancionar a los propietarios que no los tengan en condiciones, teniendo en cuenta el riesgo sanitario que representa para la comunidad.

En lo que va del año, se multó a 580 dueños de baldíos sucios y abandonados, mientras que en el mismo período del año pasado las multas llegaron a 420. Es decir, hubo un tercio más de actas de infracción respecto a 2018.

Javier Suárez, director de Control Comunal del Ejecutivo municipal, señaló en diálogo con El Territorio que “con las lluvias y los calores estamos trabajando a full con los baldíos porque crece mucho el pasto, y lo más apto para la reproducción de los mosquitos es el lugar húmedo: llueve y después sale el sol y es el clima ideal para el mosquito”.

El funcionario hace referencia a la gravedad que representan los espacios, en los que proliferan los criaderos del Aedes aegypti, vector de enfermedades como dengue, fiebre amarilla, zika y chikungunya.

Los antecedentes de brote epidémico en Misiones -entre 2015 y 2016 concentró un 60 % de los casos de dengue de la Argentina- sumados a la condición de frontera con países endémicos y el hecho de que ya se registran dos serotipos DEN-1 y DEN-4 permiten avizorar una situación epidemiológica compleja.

“La orden que tenemos es que estamos en alerta máxima, estamos haciendo muchas multas por el estado de los baldíos. El año pasado fue más tranquilo, si bien tuvimos los calores típicos de verano; ahora tenemos conjunción de lluvias y calor y la humedad, lo cual es ideal para que el vector se reproduzca", señaló Suárez.
“La alerta epidemiológica determina que todos los propietarios de terrenos baldíos están notificados e intimados. Todos saben que deben limpiar. El decreto nos faculta a hacer la infracción, no notificamos”, aseveró el titular de Control Comunal.

Con respecto a la limpieza de baldíos por parte del municipio, respondió: “La Municipalidad no limpia baldíos, a no ser que venga una orden de la jueza. Los vecinos nos llaman enojados porque hacen la denuncia y nosotros ya hicimos el acta y no pasa nada, sigue sucio el terreno. Los agentes municipales no pueden ingresar a una propiedad privada sin orden de la jueza”.

“Si vemos que es imposible que la persona limpie, es decir, si es reincidente, la Justicia de Faltas, respaldada por el riesgo sanitario que implica la situación, solicita la limpieza del baldío y dicta la orden. La Municipalidad no tiene la obligación ni la potestad de limpiar”, insistió.

“La multa es de acuerdo a la falta, si no tiene cerramiento es un punto negativo, si tiene animales muertos o cacharros, o lugares en los que se junten agua, es otro agravante”, detalló. Las multas van hasta 200 unidades fiscales, cada unidad fiscal corresponde al valor de un litro de combustible.

Para denuncias

Para denunciar, el vecino puede dirigirse al 0800-888-2483 que es el centro de Atención Ciudadana de la Municipalidad, o bien al 4449066, que es la línea correspondiente a la Dirección de Inspecciones y Servicios, que canaliza la denuncia de manera más directa. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina